Presentación Anento
Profesores Anento
Matrícula e inscripción Anento
Alojamiento e instalaciones Anento
Como llegar Anento
Galería fotográfica Anento
Contacto
Andrés Carreres - Curso de Flauta Travesera de Anento
Andrés Carreres López
Andrés Carreres López nació en Benifayó (Valencia) el 3 de junio de 1924. A los cinco años ingresó en la Banda de Música de su pueblo natal, tocando primero los platillos y después el flautin.
Con Jesús Campos comenzó sus primeros estudios musicales y despertó a una vocación artística por la que sintió verdadera pasión a lo largo de toda su vida.

Terminados los estudios de bachillerato en Valencia, empezó la carrera de Derecho; pero su extraordinaria vocación por la música le hizo abandonar la Universidad para dedicarse en exclusiva a los estudios musicales.

Ya en Madrid pudo completar su formación musical con Manuel Garijo. Siempre por oposición y con el número uno consiguió primeramente una plaza de sargento músico en el Ejército y poco tiempo después la de brigada músico en la Banda de Música de la Casa Militar del Jefe del Estado.
Su afán por avanzar en el mundo de la música le impulsó a buscar nuevos horizontes. Interesado por la música de jazz, formó parte de grupos especializados en este campo, con los cuales recorrió numerosos países del Mundo.
Inquieto ante el deseo de buscar una manifestación más profunda en el ejercicio de su profesión artística, consiguió ocupar el puesto de flauta solista en la Orquesta Nacional de España.
Perteneció, desde su fundación, al quinteto de viento Cardinal, que ofrecía al público todo el repertorio de música de cámara compuesto para esta formación clásica.
Trabajó durante varios años con María Teresa Chenlo (clave), dando numerosos conciertos por toda España y grabando en Radio Nacional de España multitud de obras del barroco.
Artista polifacético, sentía particular pasión por la enseñanza, que simultaneaba con todas estas actividades.
Sus últimos años los dedicó a la investigación musical y comenzó varias obras. La mayor parte de sus composiciones y sus proyectos no pudieron ver la luz porque la muerte, el 26 de diciembre de 1992, le sorprendió sin permitirle concluir la etapa de su vida que él esperaba fuera la más fructuosa y madura.
Estaba en posesión de la medalla al Mérito en las Bellas Artes y de la Cruz de Caballero de la Orden del Mérito Civil, otorgadas por S.M. el Rey.